El agua que se evapora de la vegetación suaviza el calentamiento global — Noticias de la Ciencia y la Tecnología

Durante mucho tiempo, los científicos han debatido acerca del impacto que sobre el clima global podría tener el agua que se evapora de la vegetación.

En una nueva investigación, se ha llegado a la conclusión de que dicha agua ayuda a refrescar la Tierra en su conjunto, no sólo a escala local.

El estudio lo ha llevado a cabo el equipo de George Ban-Weiss, quien antes estaba en el Instituto Carnegie de Ciencia de Estados Unidos, y ahora está en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del mismo país. Entre los miembros del equipo, figuran Long Cao, Julia Pongratz y Ken Caldeira, del citado Instituto Carnegie, así como Govindasamy Bala del Instituto Hindú de Ciencia.

El enfriamiento por evaporación es el proceso mediante el cual una superficie local se enfría debido a la pérdida de energía que es empleada en el proceso evaporativo. Dicha energía, de no haberse consumido en la evaporación, habría promovido un aumento de temperatura en esa superficie. Es bien sabido que el pavimento de las áreas urbanas, así como la deforestación, pueden contribuir al calentamiento local mediante la disminución del enfriamiento por evaporación a escala local.

Por otra parte, nuestro planeta se ha estado calentando, al menos durante las últimas décadas, principalmente como resultado de las emisiones de dióxido de carbono producidas por la quema de carbón, petróleo, y gas, así como por consecuencia de la deforestación. Pero como el vapor de agua desempeña tan diversos papeles en el sistema climático, el efecto neto de la evaporación sobre el clima no había sido determinado con suficiente claridad.

[Img #4829]

El incremento de vapor de agua tiende a causar que las nubes se formen más abajo en la atmósfera. (Foto: Robert Kraft)

Los científicos incluso pensaron que era posible que la evaporación pudiera tener un efecto neto de calentamiento porque el vapor de agua actúa como un gas de efecto invernadero en la atmósfera. Por otra parte, el agua, al evaporarse, absorbe energía y luego la devuelve al medio ambiente cuando se condensa de nuevo y retorna a la superficie de la Tierra, principalmente en forma de lluvia.

En general, este ciclo de evaporación y condensación desplaza la energía de un medio a otro, pero no tiene un efecto neto, ya que no puede crear ni destruir la energía. Por eso, la evaporación no puede afectar directamente el equilibrio global de la energía en nuestro planeta.

Usando un modelo climático, los autores del nuevo estudio han encontrado que una mayor evaporación realmente tiene un efecto refrescante sobre el clima global.

Ese incremento de vapor de agua tiende a causar que las nubes se formen más abajo en la atmósfera, reflejando de regreso al espacio con más eficacia la luz procedente del Sol. Ésta sería, por tanto, la causa de que el aumento del vapor de agua atmosférico tienda a mitigar el calentamiento global.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s