Yodo radiactivo en espinacas

Cantidades significativas de yodo radiactivo y cesio, que son subproductos de los reactores nucleares, fueron informadas en las espinacas de la prefectura de Ibaraki y en leche cruda procedente de la Prefectura de Fukushima. Los funcionarios de Fukushima posteriormente prohibieron la distribución de los productos cultivados localmente. El yodo tiene una vida media radiactiva de ocho días, mientras que el cesio tiene vida media de unos 30 años. La prohibición puede resultar devastadora para los agricultores, ya que las prefecturas dependen de los ingresos generados por la agricultura. Ibaraki, ubica a Japón como el tercer mayor productor de carne de cerdo, además de suministrar grandes cantidades de frutas y hortalizas a Tokio. Al norte, las tierras de cultivo de Fukushima ocupan el cuarto lugar en Japón y ocupan un lugar destacado en frutas, hortalizas y arroz. A pesar de esto, grupos de ayuda en desastres cristianos siguen en su incansable labor de ayuda al devastado país asiático. El equipo de Respuesta ante Desastres de Convoy of Hope está trabajando día y noche para satisfacer las necesidades de los sobrevivientes y para llevar ayuda a Japón a raíz de esta crisis humanitaria, económica y nuclear, informó la NHCLC. “Hemos desplegado un equipo con 100 sistemas de filtración de agua y hemos conectado los fondos con nuestros socios en el país para la compra de alimentos y suministros de emergencia”, dijo Hal Donaldson, presidente de Convoy of Hope. “Debido a la amenaza de la radiación nuestro equipo se movió a las Filipinas donde se están haciendo los preparativos para enviar alimentos y suministros a Tokio.” Los socios de Convoy de la Esperanza en Japón están pidiendo mantas, tiendas de campaña, alimentos, agua y mucho más. “Debido al tamaño y el alcance del desastre”, añade Donaldson, “la necesidad de alimentos y suministros será permanente.” Los equipos de rescate de Japón tras el terremoto de 9.0 se enfrentan a la cruda realidad de las miles de muertes. Millones de personas sufren una noche fría y sin agua, comida o calefacción, mientras que el temor de una fusión nuclear sigue en aumento. A pesar de la amenaza de una fusión nuclear Convoy of Hope está trabajando sin descanso para conseguir el alimento tan necesario, agua y suministros de emergencia en manos de los sobrevivientes del terremoto de la semana pasada y el tsunami en Japón. “Nuestro equipo y colaboradores en Japón están determinando las mejores opciones para movilizar y distribuir los suministros en las zonas más afectadas”, dijo Kary Kingsland, vicepresidente de Iniciativas Globales de Convoy of Hope. “Estamos preparados para ayudar a los japoneses, ahora y en los próximos meses.” Además de la comida asegurada en la región del Pacífico, Convoy of Hope enviarán mantas, estufas portátiles, productos de higiene y otros artículos de su centro de distribución mundial en Springfield, Mo. “El apoyo de nuestros amigos y socios son vitales para nuestras operaciones de socorro”, dijo Kingsland. “Nuestro objetivo es responder siempre de forma rápida y eficiente cuando se producen desastres a l mismo tiempo que en la construcción de la infraestructura para que nuestros socios en el país continúen satisfaciendo las necesidades en las semanas y meses por venir.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s