12 Conductas que debemos evitar para lograr una vida mejor

En Genial.guru publicaron conductas negativas que toda persona deberia de evitar, en base a experiencias que psicologos tienen con sus pacientes. Los compartimos para que analizes, talvez estás experimentando una conducta.

jovenes

1. Envidiar lo que tienen los demás.No permitas que la envidia (o los celos) se apodere de ti. La envidia es el arte de contabilizar los bienes y los logros de otras personas en lugar de enfocarte en los tuyos. No hay nada admirable o atractivo en este tipo de conducta. Así que deja de compararte con otras personas. Tu vida es TU vida y NO es una competencia. Sólo hay una persona con la que tienes que estar compitiendo, y esa persona eres tú mismo. Estás compitiendo para ser una mejor persona. Si quieres medir tus progresos, compárate con lo que eras ayer.

2. Tomar las cosas personalmente. Las personas que ven todo lo que pasa a su alrededor como una ofensa directa, se vuelven realmente tóxicas. La verdad es que la gente siempre piensa más en sí misma que en ti. Las reacciones de las personas hacia ti están provocadas por sus propios traumas y experiencias. No importa si la gente piensa que eres increíble o, al contrario, que eres la peor persona del mundo, siempre te juzgan de acuerdo a lo que son. No digo que tenemos que ser narcisistas e ignorar todos los comentarios. Estoy diciendo que la mayor parte del dolor, decepción y tristeza entra en nuestras vidas porque tomamos todo demasiado personal. En la mayoría de los casos es mejor y más sano dejar a un lado las buenas y malas opiniones que tiene la gente sobre ti, y dejar que te guíen tu propia intuición y sabiduría.

3.Actuar como una víctima. Otro comportamiento tóxico es quejarse constantemente, lo cual te hace sentir una víctima. Creer que no tienes ningún poder ni influencia en tu propia vida es una conducta tóxica que te mantiene estancado. Después de trabajar con las personas que han sufrido traumas importantes en sus vidas y que encontraron el valor para superarlas, sé que todos podemos ejercer más autoridad y tener más influencia en nuestras vidas de lo que inicialmente pensamos. Cuando dejes de quejarte y sentirte como una víctima indefensa, descubrirás que eres más fuerte de lo que creías, pero sólo si decides aceptar esta realidad.

4.Acumular el dolor. Una de las lecciones más complicadas en la vida es dejar ir, no importa si se trata de culpa, enojo, amor o pérdida. Cambiar nunca es fácil, luchas por conservar algo y luchas por dejarlo ir. Pero muchas veces dejar ir es la manera más sana para seguir adelante. Esto elimina los pensamientos tóxicos del pasado y limpia nuestra mente. Tienes que liberarte emocionalmente de las cosas que antes te importaban mucho para que puedas superar el pasado y el dolor que te dejó. Esto requiere mucho trabajo y el poder de enfocar tus pensamientos en otras cosas, pero definitivamente vale la pena.

5. Pensamientos obsesivos negativos.Es muy dificil estar cerca de aquellas personas que siempre hablan sin parar de las cosas terribles que pudieron haber pasado y han pasado, que siempre narran las desgracias que han sufrido y lo injusta que es la vida. Una cosa es ser pesimista, y otra estar perpetuamente encerrado en una mentalidad negativa. Ver sólo lo malo y pensar que todos están en contra tuya, es una forma retorcida de pensar y vivir, pero tú puedes cambiarlo.

6.Falta de control sobre las emociones.La incapacidad de manejar las emociones es muy tóxica para cualquiera que esté a tu lado. Todos conocemos a estas personas: son aquellas que de repente se enfuerecen o se echan a llorar por algún asunto insignificante. Gritarle al cajero en un supermercado porque la fila está demasiado larga, agredir a tu empleado por un pequeño error que haya cometido o perder la cabeza al ver que tu hijo derramó el jugo. Si te das cuenta de que a veces reaccionas de manera demasiado emocional perdiendo la calma, podrías necesitar una ayuda para recuperar el control sobre tus emociones y entender cuál es la raíz de tu angustia interior. El problema es más profundo de lo que parece y una opinión externa podría hacer milagros.

7. Juzgar a los demás de manera superficial. No juzgas a las personas por lo que parecen. Recuerda que lo que ves muchas veces es lo que la gente quiere mostrarte, o lo que te mostraron a causa de su estrés interior o sufrimiento. Desgraciadamente, si alguien quiere hacerte sufrir por algo insignificante, por lo general es porque la misma persona sufre por dentro. Y simplemente derraman su sufrimiento alrededor. No necesitan que los castiguen o que se burlen de ellos, necesitan ayuda. Si no puedes ayudar a esas personas, déjalas ser.

8. Crueldad (o falta de empatía y compasión). Es el comportamiento más dañino de todos, se destaca por la falta total de empatía, preocupación o compasión por los demás. Lo podemos ver todos los días en los medios de comunicación: gente extremadamente cruel que hiere los sentimientos de los demás sólo porque pueden. También vemos muchos ejemplos en Internet: gente que se protege con su anonimato y se aprovecha o se burla de los demás. Ser cruel y lastimar a la gente es tóxico, y también a ti te perjudica. Si te das cuenta de que actúas de esta manera, deja de hacerlo. Busca en tu corazón la compasión y date cuenta de que todos estamos en el mismo barco y que es mejor vivir en paz.

9. Engañar y hacer trampas sólo porque puedes. Un engaño es una elección, no es un error y mucho menos una excusa. Si decidiste engañar y te saliste con la tuya, no creas que la persona afectada sea tonta. Date cuenta de que esa persona confió en ti mucho más de lo que te mereces. No engañes y no hagas trampas. Sé honesto contigo y con los demás. Haz lo correcto. La integridad es la esencia de todo lo exitoso.

10. Ocultar tu verdadero ser. La gente no puede llegar a ti si tú constantemente te escondes de ti mismo. Y esto realmente les hace mucho daño desde el momento en que se encariñan con tu falso ser. Así que recuerda, no importan tu edad, el color de tu piel, tu género o tus preferencias sexuales, porque debajo de todos estos adornos externos eres lo que eres, un bonito y puro ser humano, cada uno de nosotros lo es. Todos tenemos una luz que puede iluminar todo a nuestro alrededor, todos tenemos misiones qué cumplir. Así que sé orgulloso de ser diferente, un poco extraño, sé tu propia creación, sé tú mismo. Si te sientes como un pez fuera del agua, busca un nuevo río para nadar. Pero NUNCA cambies lo que realmente eres, sé lo que eres. No te rechaces a ti mismo, mejórate.

10. Siempre necesitar una aprobación. Las personas que constantemente luchan por ser reconocidos por los demás te aburren. Los individuos que quieren que los valoren y les reconozcan sus éxitos, y siempre desean ser mejores que los demás, se vuelven tóxicos sin la intención de serlo. Preocuparse exageradamente por lo que los demás piensen de tus logros, te desgasta a ti y a los que están a tu lado. Hay algo más grande para ti, y no se trata de lo que puedas lograr ante los ojos de la gente. Se trata de tu propio camino en la vida, tu progreso, tu viaje interno, todo aquello que aprendes, lo que les enseñas a los demás y tu crecimiento personal.

11. Ser un perfeccionista obstinado. Como seres humanos, muchas veces perseguimos una perfección hipotética. Lo hacemos cuando buscamos la casa perfecta, el trabajo ideal o a la pareja de tus sueños. El problema es que la perfección como algo estático no existe. La vida es un viaje continuo propenso a cambios y ajustes. Lo que tenemos aquí ahora, mañana puede que ya no sea lo mismo; todo lo que tú creías perfecto pasará eventualmente al estado de imperfección. Pero con un poco de paciencia y una mente abierta, con el tiempo la casa imperfecta se convertirá en una casa muy cómoda. El trabajo imperfecto se convertirá en una carrera prometedora. Y el amante imperfecto será el compañero más leal que puedas tener en la vida. Es sólo cuestión de dejar ir el perfeccionismo.

12. Todo depende de ti…

Si te relacionas con alguno de estos comportamientos tóxicos, recuerda que no estás solo. Todos tenemos personalidades defectuosas y comportamientos dañinos que de vez en cuando se manifiestan. Como ya hemos mencionado, la clave es reconocer estas conductas y detenerlas en cuanto sospeches que quieren salir a la luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s